Balneario Camboriú recibe gente de muchos lugares y sus restaurantes atienden todos los gustos. Es natural que, como en cualquier ciudad costera, pescados y mariscos tengan un lugar especial en los menús, pero aquellos que buscan otras opciones no se defraudan. La Avenida Atlántica y las calles cercanas son el verdadero eje gastronómico de la ciudad, así no hay que irse mucho más lejos.

Hay restaurantes de cocina contemporánea, tales como el L’Assiette y el Bistrot La Table, y tradicionales, como la Casa da Lagosta y el Estaleirinho, que ofrecen recetas clásicas de pescados y camarones, incluyendo deliciosos mújoles en las más variadas formas. Quienes no dispensan una barbacoa encontrarán gran cantidad de casas especializada en carnes como el Madero y el Porto Grill. Después de eso, la lista es larga, con énfasis en casas de meriendas, donde dulces, salados, zumos y helados satisfacen con competencia el deseo por bocadillos sabrosos. En esta línea, la Cafehaus Glória, la Méri y la Tentação do Mate, por ejemplo, son gran opciones.