Así como en la cocina, la cultura indígena se refleja en la artesanía paraense. Junto a la belleza y la delicadeza de la artesanía marajoara, con refinados diseños geométricos, también hay cerámica de Santarém, de tradición tapajó. En réplicas de jarrones, jarras, cuyas y objetos utilizados por los antiguos habitantes de la región, se encuentra la  cerámica en Icoaraci, a orillas de la bahía de Guajará, y en la Feria de Artesanía de Paracuri.

Sigue en la Feria de Artesanía de Paracuri, tallas de madera y piezas con diferentes materias primas de la selva como el tronco del árbol de Palma buritu, la goma balata, liana titica y pajas de guarumã, tururi y buriti. Hay también barquitos que son traídos por los peregrinos a la procesión Círio de Nazaré, muñecas, juguetes, cestería, objetos decorativos y utensilios de los más variados.

Pero el gran espectáculo de productos típicos está en el Ver-o-Peso, uno de los mercados más antiguos y más auténticos del país.  Allí, lo tiene todo, desde artesanías hasta frutas y especias exóticas de Amazonia. ¡Compruébelo!