Campo Grande es la vitrina de la diversidad artesanal  de Mato Grosso do Sul.

De los pueblos indígenas, viene la cerámica Terena con motivos tribales y la alfarería Kadiwéu, con diseños geométricos y coloridos, así como decoración, tejidos de paja y piezas que refleja la creatividad de diferentes naciones.

Del Pantanal, vienen las miniaturas de animales como el tuiuiú, símbolo de la región, la garza y el jaguar además de las figuras de cerámica que representan a la mujer indígena y a del Pantanal, piezas de telar, cestas de fibra trenzada y tallados en madera.

Además, hay las artesanías menos tradicionales, pero muy interesantes, que se desarrollan en la región: bolsos, carteras, cinturones y ropa hechos con cuero de pescado.

Todo eso puede ser encontrado en la Casa do Artesão, en la Morada dos Baís y en el Memorial da Cultura Indígena, así como en la Feira Central, en el Mercado Municipal y, aunque no siempre garantiza la autenticidad, incluso en las tiendas en las calles.