Con ríos en todos lados, la cocina cuiabana no podía fallar a dar preferencia a los pescados.

El pacú, que tiene una reputación para no dejar de Mato Grosso que se le come la cabeza, es una de los más apreciados. Relleno y horneado en hoja de plátano es la manera más auténtica para servir el pacu, pero cocido o frito también es delicioso. El piraputanga, o pera, un pez común en el pantanal matogrossense y de carne muy sabrosa es delicioso asado en el asador así como frito después de pasado en una mezcla de harina de trigo y harina de maíz. El pintado – esto es bien conocido – acepta diversos modos de preparación, pero la Mojica de Pintado, en cual yuca también entra en pedazos, es una de las recetas más populares.

Además de los peces, la tradicional Maria Isabel, comida de pantaneros que mezcla carne seca y arroz, la Farofa de Banana, el Arroz com Pequi, el Escaldado Cuiabano, buena sopa para curar resacas, la Carne Seca con Banana… la lista es grande.

Para endulzar, Tarta de Pixé, la paçoca cuiabana hecha con maíz tostado, azúcar y canela, Tarta de Arroz, esenciales en el desayuno y Furrundu, dulce de papaya verde y melaza de caña de azúcar.