Las velas del Mucuripe… velas cantadas. La brisa constante y fresca, una manera de balneario, modernismo y buen humor, barraca de playa y flirteos. Bailes en toda la semana, forró para bailar juntitos, axé, surf music, pop-rock y samba. Macaxeira y baião de dois, cajú y cajá, pargo y langosta, cangrejo y tapioca. ¡ Señor José, Doña Maria, Fortaleza es una delicia!

Con un pueblo súper simpático y treinta y cuatro quilómetros de playa, Fortaleza es el destino favorito de quienes buscan sol y relajación. Fundada en el siglo XVI, la ciudad ha ganado fuerza a partir de 1822 y, para atender al transporte de la producción de algodón, se ha tornado uno de los más grandes puertos de Brasil.

A excepción de un pequeño núcleo histórico en las proximidades del puerto viejo, hoy día transformado en área de recreo, Fortaleza es una ciudad moderna, con muchos predios altos y avenidas.

Clima agradable todo el año y lindas playas urbanas invitan à la vida al aire libre. La Playa do Futuro es una de las mejores de la ciudad para nadar y tiene noche animada. En la del Meireles, las aguas no son recomendadas para bañarse, pero, con sus coqueros y barracas, la playa es una de las más bonitas de Fortaleza. Pasear por aquellos lados, broncearse y quedarse para ver el poner del sol es un bello programa. Ahí, mirando hacia el horizonte, Iracema continua esperar su amor.