Las artesanías nordestinas destacase por su belleza y originalidad y, en Recife, es posible comprar el más especial de la producción de artesanos de todo el Estado. El Centro de Artesanato de Pernambuco reúne canastas, trabajos en renda renacimiento, cerámicas y tapicerías. En la Casa da Cultura, lindas xilografías de la literatura de cordel están juntas à las tradicionales muñequitas de barro. Y en el Mercado São José, además de ingredientes culinarios típicos, hay redes y juguetes.

En la Rua do Bom Jesus y alrededor de la Praça do Arsenal, acontece, todos los domingos, la Feira do Recife Antigo, con interesante comercio artesanal. El Mercado da Madalena, además de abrigar la muy conocida feria de pajaritos, se ha transformado en punto de encuentro de bohemios, que van a buscar nuevas energías en las comidas regionales servidas allí desde las seis horas de la mañana.

Y los shopping-centers, claro, para las compras habituales. Recife cuenta con una óptima red de centros comerciales con tiendas, gastronomía, recreo y servicios. Ópticas, joyerías, librerías, perfumerías, artículos deportivos, moda, calzados, artículos para el hogar y decoración, artesanías… y también restaurantes, heladerías, cafés, cinemas, eventos… finalmente, todo que ya se ha tornado indispensable al nuestro día a día.