Marcas nacionales o extranjeras, del bien baratito al muy caro, en Rio, Ud. encuentra de todo. Los grandes shopping-centers  facilitan las compras – además de ofrecer servicios, gastronomía, cinemas e teatros –, pero el comercio de calle acrecienta color local al programa.

Con la temperatura amena de junio, andar sin prisa por las calles de Gávea, de Ipanema y de Leblon, o hasta mismo del Centro y de Copacabana, puede ser muy agradable.

Si a Ud. le gustan ferias hippies, no deje de pasar por la Praça General Osório, en Ipanema, que acontece a los domingos y tiene cosas interesantes.

Y, caso Ud. esté en un departamento y necesite comprar frutas, verduras y legumbres, dispense el supermercado y va à la feria libre. Infórmese con el portero del edificio. Él le va a indicar la feria más próxima y, en ella, Ud. va encontrar buenos productos y un ambiente súper amistoso.