Marcas brasileñas o internacionales, alta costura o prêt-à-porter, libros, objetos de decoración, obras de arte, del caro al carísimo, en la Zona Sul, encontrase de todo. Los grandes shoppings facilitan las compras – además de ofrecer servicios, gastronomía, cinemas y teatros –, pero el comercio de calle acrecienta colores locales al programa.

La Rua Oscar Freire, por ejemplo – o las vecinas Bela Cintra, Haddock Lobo y Melo Alves –, la Alameda Lorena, la Avenida Ciudad Jardín, la Avenida de los Bandeirantes y centenas de callecitas en los diferentes barrios ofrecen un comercio refinado en donde, de bolígrafos a yates, nada hace falta.

Solamente en la Calle Haddock: Louis Vuitton, Giorgio Armani, Christian Dior, Marc Jacobs, Bulgari, Cartier, Salvatore Ferragamo y Alexandre Herchcovitch. ¡Imagínense en todo el conjunto!

Una tentación después de otra en medio a mucho charm y bon gusto.