Belo Horizonte

se_belohz0278
BH, para los más íntimos. Segundo algunos, una de las mejores ciudades de Latino América para hacerse negocios, segundo otros, la capital nacional del pub. Emprendedorismo, movimiento, cocina excepcional, arquitectura fantástica cercada de montañas, herencia cultural privilegiada. Una manera muy minera de ser.


Brasília

brasilia
Un cielo luminoso a punto de ofuscar el brillo del poder, un horizonte tan amplio que devuelve à las personas su verdadera dimensión. Bajo la placidez de los monumentos, la efervescencia del engranaje que comanda el País se haz sentir y reviste la ciudad de un aire enigmático y seductor. Brasilia, una sensación especial.


Fortaleza

fortaleza
Las velas del Mucuripe… velas cantadas. La brisa constante y fresca, una manera de balneario, modernismo y buen humor, barraca de playa y flirteos. Bailes en toda la semana, forró para bailar juntitos, axé, surf music, pop-rock y samba. Macaxeira y baião de dois, cajú y cajá, pargo y langosta, cangrejo y tapioca. ¡ Señor José, Doña Maria, Fortaleza es una delicia!


Recife

recife
Frevo, afoxé, maculelê, maracatu, ciranda, coco, caboclinho, xaxado, baião e xote. Todo eso es ritmo. Café de mañana con gallina cabidela, yuca y carne de sol en el Mercado da Madalena, catamarán en la noche del Capibaripe, navíos en el fundo del mar, esculturas eróticas en un jardín surreal. Todo eso es Recife. Ciudad explayada, llena de puentes, llena de vida, acogedora, ferviente.


Rio de Janeiro

rio de janeiro

Rio de Janeiro, entre el mar y la sierra, es una metrópolis en permanente clima de vacaciones. El sol bate fuerte, la marea pone sal en las sonrisas, las curvas desfilan coquetas en las calzadas de piedras portuguesas. Un buceo, una agua de coco, un paseo sin compromiso, una salida en la noche. Rio de Janeiro: todo de bueno.


SALVADOR

salvador
São Salvador, Bahia de São Salvador, la tierra de Nuestro Senhor, pedazo de tierra que es mío… Solamente un poeta para hablar de la belleza de la ciudad y de la gente de Salvador. Mezcla perfecta que se traduce en un perfil autentico de brasilidad, donde dominan los trazos de cordialidad, religiosidad y alegría. Capoeira, ganzá, berimbau, vatapá y acarajé, Jorge Amado, Zumbi, Castro Alves, Caetano y Caribé… ¡Ud. está en Bahia, mi rey!